Taxi Sostenible con David Moreno en Zaragoza Activa, Yuzzing

David Moreno trabaja como consultor “acelerando negocios”. Cuando estudiábamos en la escuela nos decían que F=m*a (Newton, no?)  es decir que la aceleración de una empresa la podríamos definir como la fuerza que te impulsa a luchar por aquello en lo que crees por la resistencia (o masa) que tienes que sobrepasar para progresar en el camino. Bromas aparte, David  hace de coach de emprendedores, formador y conferenciante. Ayer asistimos a su última charla en Zaragoza Activa.

David Moreno con @yoemprendo en Yuzz - INVERPOINT CONSULTING

Trabaja de gerente en Inverpoint Consulting,  una red internacional de oficinas dedicadas a conectar intereses entre empresarios, emprendedores e inversores, prestando servicios de asesoramiento en los procesos de compra-venta de empresas. Dicen en su web que crean valor para sus clientes a través de sus procesos altamente especializados y un conocimiento del mercado adquirido en sus años de actividad. Antes de ocupar el cargo de gerente, estuvo tres años como director de desarrollo de la franquicia. Y sus 5 años anteriores trabajó en Trazgo y 2 en KF y TC.

¿Cuánto vale nuestra empresa?

Estuvimos reflexionando sobre ello. Nos habló sobre rentabilidad económica y financiera. Mirando apuntes hoy, recordamos que la rentabilidad económica, es la relación entre el beneficio antes de intereses e impuestos(beneficio bruto) y el activo total. Cuando más elevado sea este ratio, mejor, porque indicará que se obtiene más productividad del activo. Ésta rentabilidad económica (rendimiento del activo) puede compararse con el coste medio de la financiación. Si se cumple la siguiente condición: Rentabilidad económica > Coste medio de la financiación, entonces significa que el beneficio de la empresa es suficiente para atender el coste de la financiación.

Ahora bien, la rentabilidad financiera es la relación entre el beneficio neto y los capitales propios (neto patrimonial).
Este ratio también se denomina ROE (del inglés return on equity, rentabilidad del capital propio). La rentabilidad financiera es, para las empresas con ánimo de lucro, el ratio “más importante”, ya que mide el beneficio neto generado en relación a la inversión de los propietarios de la empresa.
Tras reflexionar sobre ésto, recordó que debíamos de tener claro de cara a pedir financiación:
1) Cuánto dinero necesitábamos
2) La finalidad
3) La capacidad para devolverlo
4) La capacidad de reacción ante una incidencia en nuestra imagen de empresa
 “Es tiempo de oportunidad para los valientes”  y “todo lo que acaba en -ing es caro” (renting, coaching quizá?? 😀 )
Nosotros sabemos contestar a las tres preguntas clave: Why, How y When —> ¿hay algo más potente que esto?
David (@David_M_A) ahora está escribiendo un libro de compra-venta de empresas y sigue ayudando a emprendedores ¡que buena falta nos hace !
Fuente: apuntes

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.