04/05/2012 Vitoria || Los taxistas impulsan un servicio para comunicar los pueblos con Vitoria

La Asociación Alavesa del Taxi y la Asociación de Concejos de Vitoria presentaron ayer al Ayuntamiento su proyecto para dar servicio de transporte público a la zona rural mediante la combinación de taxis y autobuses. El sistema establece 12 rutas y unos horarios en los que los 5.000 vecinos de la zona rural dispondrían de una flota de 182 vehículos. Tras una llamada, un taxi les acercaría hasta una marquesina de Tuvisa desde donde podrían acceder en autobús urbano al centro de la capital alavesa.

La propuesta, que será analizada en el próximo consejo de Tuvisa, se podría materializar con una partida presupuestaria de 350.000 euros acordada la pasada legislatura entre PSOE y PNV. Además, se está a la espera de varias subvenciones solicitadas por la «eficiencia energética del plan».

Las rutas establecidas «son cortas con el fin de que sean rápidas y no supongan una demora en el tiempo para los usuarios», explicó José Antonio García, de la Asociación Alavesa del Taxi, y tendrían algún ramal para atender a los 63 concejos. «La idea es cobrar por servicio prestado, y el taxi no haría el recorrido si no hay llamada previa», aclaró José Antonio García.

A semejanza del esquema que funciona con éxito en la comarca de Pamplona desde hace tres años, García explicó que los taxistas ofrecen su flota de 182 vehículos, sus sistemas de ‘call center’ y localización por GPS, su disponibilidad horaria de 24 horas, «con criterios de uso compartido y el correspondiente ahorro energético. Además, a todo esto se suma el conocimiento a la perfección de la ciudad y el municipio, de forma complementaria a Tuvisa».

Todos los grupos políticos coincidieron en que «es una reivindicación histórica desde hace 10 años» y la oposición urgió al equipo de Gobierno a poner en marcha una experiencia piloto antes del verano. De esta forma, se tendría los datos a final de año con los que modificar el sistema y adaptarlo a las necesidades reales de la zona rural.

    30/04/2012 Candelaria || El taxi compartido denuncia que el convenio se amplíe a 25 años

    Casi la totalidad del colectivo que presta el servicio, que ha formalizado un contencioso-administrativo contra el ayuntamiento, reitera que se mantendrá en situación de paro hasta que se les pague todo lo que les deben y demanda la aplicación de la subida. También acusa al concejal de Transporte de mentir a la ciudadanía.

    La Asociación Profesional de Taxistas de la Villa de Candelaria, que realiza el servicio de taxi compartido en el municipio, presentó un contencioso-administrativo contra el decreto de alcaldía que unilateralmente amplía de 4 a 25 años el periodo de vigencia del convenio por el que se puso en marcha esta iniciativa el 16 de marzo de 2009, con el agravante de que también se les impide presentar alegaciones anualmente, imponiendo la renovación del contrato por decreto, despojando a este colectivo de todos sus derechos.

    El colectivo reitera que se mantendrán en paro «hasta que se regularicen totalmente los pagos que aún tenemos pendientes de cobro», que actualmente se ciñen a las distintas mensualidades, de los 30 céntimos que subvenciona el Cabildo de este servicio. Además, aseguran que las cantidades percibidas la pasada semana «no se ajustan a nuestras cuentas y no podemos reclamar porque Titsa se limita a ingresarnos sin realizar un desglose de los servicios a los que corresponde».

    Los taxistas reclaman el cumplimiento de las cláusulas del convenio suscrito hace tres años entre el ayuntamiento y la Asociación Profesional de Taxistas de la Villa de Candelaria, que, entre otras cuestiones, establece que los pagos deben realizarse durante los primeros 15 días del mes, así como la aplicación inmediata de la subida solicitada desde el 26 de septiembre de 2011. «Queremos hacer el servicio, pero en condiciones dignas y justas», manifestaron.

    Estudio de viabilidad

    Esa petición se sustenta en el «único» estudio de viabilidad elaborado sobre el taxi compartido de Candelaria, que determinó el precio al que los prestatarios deben cobrar el kilómetro recorrido en 88 céntimos, «pero lo estamos percibiendo a 66, aunque nos quieren pagar 74». De hecho, «cobramos por debajo de la tarifa».

    La media diaria que recauda cada unidad está en torno a los 90 euros, cantidad de la que deben descontar conceptos como el carburante y mantenimiento del vehículo, entre otros, y «encima nos recomiendan que contratemos un empleado, con lo que al final tenemos 1,23 de pérdida al día», añadieron.

    Asimismo, los taxistas critican la actitud del concejal de Transporte, Jorge Baute, porque «mintió en sus manifestaciones públicas puesto que sí fue avisado con antelación del paro en el taxi compartido por el retraso en el cobro del servicio prestado, llegando a manifestar su comprensión con nuestro planteamiento durante la reunión que mantuvimos el pasado día 20. En este caso, no es bueno decir digo donde dije Diego».

    Disculpas

    Los taxistas tienen claro que este es un servicio que favorece al político, pero no a ellos. «Estamos en la ruina mientras este gobierno municipal se gasta más en una revista que en el taxi compartido».

    El colectivo expresa sus disculpas por las posibles molestias causadas a la ciudadanía argumentando que tal situación ha sido trasladada al concejal de Transporte con más de veinte días de antelación, llegando a ser casi de forma diaria en la semana del 16 al 22 del presente mes, «cuando le pusimos de manifiesto que si no se resolvía la situación económica, no sería posible prestar el servicio a la semana siguiente».

    Cabe recordar que el gobierno municipal puso en servicio un microbús de 16 plazas el jueves pasado para atender la línea con Igueste de Candelaria, que estaba sin cobertura (las dos restantes funcionaban con dos taxistas que no secundan la huelga) desde el lunes, de acuerdo con la sociedad Grupo de Transportistas Tinerfeño de Viajeros (GTTV).

    Enlace a la noticia en Eldia.es

      26/04/2012 Candelaria || Candelaria restablece hoy el taxi compartido a Igueste

      El Ayuntamiento de Candelaria restablecerá hoy el servicio del taxi compartido ante la demanda registrada por el «parón injustificado», según el gobierno municipal, de los taxistas y para restablecer la movilidad a los vecinos de Igueste que dependen de este medio de transporte para poder desplazarse. Jorge Baute, concejal de Transportes, señala que el servicio se prestará a través de un microbús de 16 plazas, dos de ellas reservadas para usuarios en silla de ruedas. Baute apunta que se mantendrán los horarios, las rutas y los precios preestablecidos, por lo que los usuarios podrán utilizar los bonos de Titsa. En este sentido, los precios serán como siempre de 1,05 con abono y 1,30 si se paga en metálico. Ignacio de la Paz, presidente del colectivo de transportistas, manifestó ayer que la empresa que prestará el servicio es Grupo de Transportistas Tinerfeño de Viajeros (GTTV) y aseguró que el mismo tendrá carácter gratuito hoy y mañana. Aunque no indicó el periodo por el que han sido contratados para ello, sí señaló que «esperamos que sea por mucho tiempo». Con esta medida el servicio de transporte a la demanda vuelve a la normalidad, ya que el resto de líneas (Barranco Hondo, Araya, Las Cuevecitas-Malpaís) se estaban prestando correctamente. En otro orden de cosas, la compañía Titsa ha confirmado que se ha realizado la transferencia, tal y como estaba previsto desde la semana pasada, de los meses de enero, febrero y marzo de 1,05 euros que estaba pendiente, por lo que sólo quedaría por hacer efectivo el pago de los 0,30 por viaje. Cabe recordar que 10 de los 12 taxistas que prestaban este servicio decidieron el viernes dejar de prestarlo por la deuda de casi 15.000 euros que mantenía la administración con ellos acumulada durante los últimos tres meses.

      Enlace a la noticia