02/08/11 El Gobierno pone en marcha el Plan de Acción de Ahorro y Eficiencia Energética 2011-2020

Su objetivo es reducir en 2020 un 20% nuestro consumo energético
_
  • Apuesta por la continuidad de los planes anteriores debido a sus buenos resultados, resumidos en que España ha conseguido en 2010 el objetivo del 9% de ahorro de energía marcado por la UE para el año 2016.
  • El Plan impulsado por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio evitará importar 965 millones de barriles de crudo (1,3 veces el consumo energético de España) y reducirá las emisiones de CO2 en 400 millones de toneladas.
  • Ahorrará 78.687 millones de euros en coste de importaciones de combustibles fósiles y de emisiones de CO2 durante esta década y movilizará inversiones por 45.985 millones de euros.

02.08.11. España ahorrará en el capítulo energético 78.687 millones de euros en esta década gracias al Plan de Acción de Ahorro y Eficiencia Energética 2011-2020 aprobado por el Consejo de Ministros del pasado viernes por iniciativa del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. Su puesta en marcha supondrá un acicate para la economía española, puesto que la aplicación de las medidas contempladas en el Plan movilizará unas inversiones por valor de 45.985 millones de euros que contribuirán significativamente a la creación de empleo.

En este último aspecto, el Plan estimulará la producción de empleo en el sector de la eficiencia energética, un sector que representa actualmente en España el 1,8% del PB y que previsiblemente alcanzará el 3,9% en 2020, ocupando en ese año a más de 750.000 trabajadores.

El Plan aprobado supondrá otros importantes beneficios añadidos, entre ellos, la disminución de nuestra dependencia energética del exterior (al reducir nuestras importaciones de combustibles fósiles), lo que rebajará el déficit comercial  y mejorará la balanza de pagos, así como la mejora del medio ambiente al evitar la emisión de 400 millones de toneladas de CO2.

El Plan fija un objetivo de ahorro de energía primaria de un 20% en 2020, coherente con el objetivo comunitario de mejora de la eficiencia energética acordado por el Consejo Europeo el 17 de junio de 2010 e incorporado por la propia Comisión Europea a la reciente propuesta de Directiva sobre  eficiencia energética, actualmente en tramitación. Está además vinculado a las directrices de planificación energética contenidas en la Ley de Economía Sostenible.

Adelantados en 6 años a los objetivos de la UE

Con el nuevo Plan el Gobierno pretende dar continuidad a los excelentes resultados conseguidos en los últimos años en el capítulo del ahorro y de la eficiencia energética, que se pueden resumir en que España se ha adelantado en 6 años a las propias metas de la Unión Europea, puesto que ha anticipado a 2010 el cumplimiento del objetivo del 9% de ahorro de energía primaria sobre 2007 marcado por la Directiva europea para el año 2016.

Los ahorros alcanzados en el periodo 2004-2010 se acercan a los 450  millones de barriles de  petróleo, cantidad equivalente al 62% del consumo energético final de España en 2010. Respecto al capítulo medioambiental, en el mismo período se ha evitado la emisión de 266 millones de toneladas de CO2, cantidad que corresponde al 20% de las emisiones totales de España en 2009.

Los indicadores de intensidad final y primaria (esto es, el consumo de energía por unidad de PIB) muestran también unos resultados muy positivos, puesto que se ha logrado una reducción superior a la establecida como objetivo por los planes anteriores: el indicador de intensidad final se ha reducido de media un 1,9% anual entre 2004 y 2010; y el de intensidad primaria lo  ha hecho en un 2,5% anual, frente al 1% y al 1,8%, respectivamente, fijados como objetivo.

Los importantes ahorros de los últimos años se han conseguido por una serie de líneas de actuación. Entre ellas, 880 ktep  por la sustitución desde 2006 de 20 millones de electrodomésticos (se ha duplicado el número de usuarios que muestra interés por el etiquetado ecológico en el momento de la compra); 92 ktep al año como consecuencia de la conducción eficiente (300.000 alumnos formados y una reducción del consumo entre el 5% y el 7%); 9 ktep/año como resultado de la instalación de 460.000 semáforos LED en 600 municipios (en 2012 todos los semáforos españoles funcionarán con tecnología LED; 121 ktep derivados de  la utilización de bombillas de bajo consumo repartidas gratuitamente por el Ministerio de Industria (supone el ahorro del consumo anual de una ciudad como Valencia y la reducción de 570.000 toneladas de emisiones de CO2); y 150 ktep logrados gracias a la limitación de la temperatura en los recintos públicos.

Además, es preciso destacar los programas ya iniciados para el impulso y consolidación del mercado de servicios energéticos y el despegue del coche eléctrico gracias al programa Movele (1.530 vehículos y 546 puntos de recarga)

Reducir nuestro consumo energético un 2% cada año es el objetivo

La meta del nuevo Plan de Acción 2011-2020 es reducir los consumos de energía final por unidad de producto en un 2% anual entre 2011 y 2020, o 133.000 ktep (965 millones de barriles) de energía primaria en este período. Con ello no sólo cumpliremos las directrices de la Unión Europea, sino que reduciremos nuestra intensidad energética en más de un 20%, objetivo esencial de cara a nuestra competitividad, ya que en la actualidad nuestro consumo energético por unidad de producto es un 15% superior a la media de la UE-15.

El nuevo Plan de Acción considera prioritarias las medidas propuestas para los sectores difusos:

Transporte – En este sector se pretende conseguir hasta un 33% de ahorro con medidas referidas al cambio modal; uso racional medios; renovación flotas; PMUS;  transporte al trabajo, pasillos aéreos, etc.

Edificación y el Equipamiento – Se persigue una reducción del 15,6% gracias a medidas relacionadas con la envolvente edificatoria; las instalaciones térmicas y de iluminación; la alta calificación energética, y el Plan Renove de electrodomésticos.

Industria – Se espera un ahorro del 14% por la aplicación de proyectos estratégicos en la industria; implantación sistemas gestión energética, y apoyo a auditorías energéticas.

Agricultura y Pesca, un 4,7% debido a mejoras de la eficiencia en instalaciones de riego; migración agricultura de conservación, y riego localizado.

Además se continuarán los esfuerzos para ahorrar energía en los Servicios Públicos y se mejorarán los procesos de Cogeneración.

Entre los ahorros propuestos para líneas concretas hay que destacar la reducción de 4.800 ktep al año en la rehabilitación energética de edificios; 130 ktep/año en la reforma del alumbrado exterior en los municipios; y los 7.500 ktep/año por el cambio modal de transporte por carretera al ferrocarril.

Presentación MITyC Plan de Acción de Ahorro y Eficiencia Energética 2011-2020

Su objetivo es reducir en 2020 un 20% nuestro consumo energético

La Directiva 2006/32/CE sobre la eficiencia del uso final de la energía y los servicios energéticos fija un objetivo mínimo orientativo de ahorro energético del 9% en 2016 y establece, en su artículo 14, la obligatoriedad para los Estados miembros de presentar a la Comisión Europea un segundo Plan de Acción nacional (National Energy Efficiency Action Plan, NEEAP) donde se fijen las actuaciones y mecanismos para conseguir los objetivos fijados.

Por otra parte, el Consejo Europeo de 17 de junio de 2010 ha fijado como objetivo para 2020 ahorrar un 20% de su consumo de energía primaria.

Como consecuencia de estas obligaciones, el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, en colaboración con el IDAE, ha elaborado el Plan de Acción de Ahorro y Eficiencia Energética 2011-2020, que incluye un anexo con la cuantificación de los ahorros energéticos obtenidos en el año 2010 respecto a los años 2004 y 2007, de acuerdo con las recomendaciones metodológicas sobre medida y verificación de los ahorros de la Comisión Europea. Ambos documentos han sido recientemente aprobados por el Consejo de Ministros del 29 de julio de 2011 y serán remitidos a la Comisión para dar cumplimiento a su mandato.

IDAE

    29/06/11 Medio Ambiente propone fomentar una movilidad verde en ciudades, puertos y aeropuertos para mejorar la calidad del aire

    La propuesta del Plan Nacional de Calidad del Aire del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM) incluye medidas de sensibilización y divulgación para lograr una movilidad verde en las ciudades, entre otras estrategias para reducir la contaminación del aire en puertos, aeropuertos, agricultura, industria, así como un sistema coordinado para la ubicación de las estaciones de medición.

    Así, el plan que está en proceso de participación pública recoge una serie de propuestas que están siendo estudiadas aunque no todas de ellas estarán finalmente recogidas en la estrategia definitiva, según han precisado fuentes del MARM a Europa Press.

    Concretamente, entre la batería de medidas, se contempla la elaboración de una guía metodológica para la “correcta” ubicación de las estaciones de medida de partículas contaminantes del aire, así como un protocolo de actuación a la hora de reubicar las estaciones, que será revisado cada cinco años. Este documento contendrá criterios homogéneos para identificar “de forma clara y transparente” las causas de reubicación.

    Además, se prevé desarrollar e implantar el Sistema Español de Información, Vigilancia y Prevención de la Contaminación Atmosférica, con la que se establecerá la información mínima que deberá contener; se elaborarán los protocolos de intercambio de información sobre la calidad del aire que deberán seguir las autoridades así como el mecanismo por el que la información relevante sobre situaciones que puedan suponer riesgo para la salud deberán integrarse al ministerio de Sanidad en su sistema de alerta y vigilancia.

    INFORMACIÓN AL INSTANTE

    Igualmente, se concretarán los contenidos mínimos que deberán darse a conocer por parte de las Autoridades competentes mediante boletines periódicos haciendo uso de la información recopilada en el sistema. Al mismo tiempo se desarrollarán modelos de predicción operativa sobre la calidad del aire prevista a 48 horas y un modelo de predicción a corto plazo. En este contexto, se creará una página web sobre este aspecto. Las medidas propuestas también contemplan la utilización de las redes sociales, twitter, suscripciones al correo electrónico o mensajes al móvil para difundir información a este respecto y se prevé establecer un canal de comunicación “constante” con los medios de comunicación.

    En materia de divulgación, se propone la elaboración de material didáctico para escolares y maestros sobre este tema, así como las medidas a adoptar por los niños; y se realizarán jornadas de formación en calidad del aire para medios de comunicación, organizaciones ecologistas, sindicales, asociaciones de consumidores con el objetivo de mejorar el conocimiento técnico de los temas relacionados con la contaminación del aire.

    En materia de fomento y divulgación también se busca minimizar las emisiones fugitivas derivadas de las actividades agrícolas y de la construcción mediante la información y sensibilización de miembros de sendos sectores sobre la incidencia de su actividad en el entorno y la difusión de buenas prácticas en la agricultura.  de buenas prácticas ambientales en la construcción.

    BICI, TREN Y COCHES COMPARTIDOS

    Por otro lado, el Plan Nacional buscará el fomento en la población de hábitos de movilidad respetuosos con la calidad del aire, para lo que dentro de la Semana Europea de la Movilidad Sostenible se promoverá el fomento del transporte público, la peatonalización de calles, el uso de la bicicleta para lo que se aumentarán los kilómetros de carril bici y del vehículo compartido, así como el fomento del vehículo eléctrico y las nuevas tecnologías para realizar trámites administrativos y así evitar los desplazamientos “innecesarios”.

    Asimismo, se promocionará la conducción eficiente a conductores, sobre todo en autoescuelas y con cursos de conducción eficiente y se tratará de sensibilizar a la población en la importancia de considerar criterios de eficiencia energética y de emisiones a la hora de comprar vehículos privados, promoviendo los vehículos más respetuosos con la calidad del aire.

    También se apoyarán los desplazamientos a pie, el uso de la bicicleta y la cultura de una movilidad urbana sostenible, a través de una mejor coordinación entre los medios de transporte público y sus horarios; la implantación de billetes combinados para distintos medios de transporte o tickets de transporte infantiles gratuitos. Además se incluirá el transporte público dentro de los convenios colectivos de las empresas y se promoverá incrementar el número de taxis movidos con tecnologías alternativas y se ofrecerán plazas de aparcamiento gratuitas para los vehículos “ambientalmente limpios”.

    Del mismo modo, se fomentará el ferrocarril como medio de transporte metropolitano e interurbano para viajeros y se potenciará el uso del ferrocarril para mercancías y se establecerán medidas para mejorar la calidad del aire en puertos y aeropuertos que tendrán que ser construidos y adaptados a medidas de edificación bioclimática.

    El Plan Nacional recoge varias propuestas dirigidas al ámbito de la agricultura como programas de información y sensibilización de la población sobre la quema de biomasa y los efectos nocivos de esta para la salud y el medio ambiente y de prevención y control del cumplimiento de las prohibiciones de la quema de residuos.

    Al mismo tiempo, se introducirán mejoras tecnológicas para usar estos residuos como fertilizantes sin necesidad de combustión (compost), se propondrá la rotación de cultivos durante todo el año o la siembra de cobertura vegetal y se introducirán medidas tecnológicas para minimizar el impacto de los vehículos agrícolas en la calidad del aire.

    Por último, el plan contempla asimismo otra serie de medidas de implantación en el sector industrial para la reducción de las emisiones de partículas contaminantes e incluye un conjunto de medidas excepcionales para llevar a cabo en momentos de contaminación del aire.

    En este ámbito, se propone aplicar limitaciones de acceso espaciales y temporales a determinados vehículos, como por ejemplo que los taxis no podrán circular sin pasajeros o se limitará el acceso nocturno a zonas urbanas a vehículos privados. También, como medida excepcional se aspirará y lavará el firme de rodadura mediante un barrido mecánico y un lavado a presión en todos los carriles.

    Europa Press

      10/04/11 Taxis compartidos en Nueva York: una alternativa novedosa

      Ya sabemos que tomar un taxi en New York no es nada barato, por eso a veces elegimos caminar o mucho mejor: tomar el autobús – que es la opción mas practica para los que andan con presupuesto chico, una elección mucho mejor que el metro.

      Pero, a partir de Marzo existe una nueva opción de transporte, y muy interesante: taxis compartidos.

      taxis nueva yorkSi bien en New York la palabra “compartir” no es la mas usada (¡en especial a la hora de subir al taxi, donde se ven las carreras para acapararlos!), esto realmente cambia las cosas.

      Esta nueva idea, se llevará a cabo por un año, con motivos de testeo, organizado por la comisión de taxis y limosinas – y ha designado 3 paradas para “viajes grupales” en taxi.

      Los taxis se detendrán en las paradas y llevarán a dos o mas pasajeros, dejándolos en distintos puntos a través de una ruta en particular (algo así como el autobús, pero con la ventaja de ser mas cómodo y rápido).

      _

      Los precios van desde $3 a $4 dólares por personas, con tarifa plana, dependiendo la ruta– ¡súper barato para tratarse de un viaje en taxi!.

      El servicio está vigente, y los horarios de actividad son de 6taxis compartidos new yorkAM a 10AM de lunes a viernes – al menos por ahora, para cubrir los horarios “pico”, y si el proyecto prospera, se agregarán rutas y horarios – y los taxis llevan un cartel especial para que podamos diferenciarlos – como así también las paradas (como pueden apreciar en la imagen de la izquierda)

      Esta idea de compartir taxis en Nueva York, es un intento de la ciudad de poder disminuir la contaminación que producen los vehículos – y si bien las rutas toman solo una pequeña parte de Manhattan, ayudarán un poco al trafico (especialmente a esa hora).

      Así, los pasajeros se ahorran dinero y tiempo, y los taxistas ganan mas.

      La mayoría de las paradas para bajar, son a lo largo de Park Avenue, con las rutas terminando en Grand Central Station, y a medida que pase el año se irán agregando mas paradas.

      Importante: la tarifa del viaje es la misma (tarifa plana), es decir que no interesa la distancia que viaje el pasajero, y se puede pagar en efectivo o con tarjeta de crédito. La propina no va incluida.

      Estas son las rutas, con paradas y bajadas del servicio de Taxis compartidos de Nueva York:

      • W. 57th Street/8th Avenue – Tarifa: $3  – con bajadas permitidas desde Park Ave. entre 57th St. hasta 42nd St.
      • W. 72nd Street/Columbus Avenue – Tarifa: $4  – con bajadas permitidas desde Park Ave.  72nd St. hasta 42nd St
      • E. 72nd Street/3rd Avenue – Tarifa: $4  – con bajadas permitidas en Park Avenue desde 72nd St. hasta 42nd St.

      laguiadenewyork.com