Una noche de verano

– ¿Dónde vas?

– No me acuerdo.

– Realmente , ahora donde vayas tú.

Era una noche de verano, solicité un taxi compartido.  De repente él se montó en el taxi, y yo dejé de pensar. Había sido una noche no muy agradable para mí, pero él consiguió sacarme una sonrisa. Yo me llamo Sara, tengo 26 años, él no me dijo como se llamaba pero me dio su twitter. Yo no tenía todavía, pero me dio vergüenza decírselo. Yo quería seguirlo, y él a mi.  Así que lo apunté en la blackberry y no le dije nada. Llegamos a su parada; yo seguí hacia la mía.

– ¿Por qué me hizo sonreir?

Me sentí oro y le sentí plata, porque aquella noche la luna brillaba como si el mundo se fuera a consumir entre llamas, pero no sólo era yo la que me quemaba.  Porque ha habido madrugadas en las que arañaba con fingida desgana el tam tam de las costillas de alguien. Porque no sólo quería decir a sus  labios que  fingía estar en pie de guerra. Porque no me di cuenta del momento en que sentí que en 5 minutos éramos amigos. Porque me perseguía con la mirada. Porque no entiendo nada, pero he entendido este momento tan bonito y tan nuestro. 

Me hice cuenta twitter al instante. Pensé en escribirle pero me parecía pronto. Mañana le escribiré, y el próximo finde le propondré coger el mismo taxi compartido juntos.

Enrique ya entrando en su casa se dijo a sí mismo…

– Nunca creí tener una conversación tan profunda con alguien en 5 minutos de trayecto. Espero que me escriba ya.  Si no es ya, mañana. ¿Por qué no le he pedido su número de teléfono? Espero verla el finde que viene y parar en el mismo sitio que ella si me lo permite, para que la conversación se quintuplique en minutos y profundidad.

En casa después de volver en taxi compartido

@Enrique87Luna: Sin querer me he encontrado con mi destino. Escríbeme pronto mi luna.

By @pinkuhyo y @mitsuis <— Dos japonesas que flipas

    II Tapas and Tweets en #Zaragoza

    Por fín ayer llegó el tan ansiado II Tapas and Tweets en #Zaragoza. La verdad es que colmó las expectativas del equipo de TaxiSostenible que se desplazó allí para cubrirlo, que no fueron otros que  @AntonioMonge@CarlosMorosC y vía web @mitsuis. De la mano  de Analize en Zaragoza, se pudo seguir todo el evento por streaming, además de con el hashtag habitual de #tandt.

    El lugar, el espacio ámbar de la Zaragozana, donde hacía bastante calor debido al alto número de asistentes al evento, aunque se estima un número algo menor que al primero.

    Podéis ver la temática que se propuso en un inicio, en este post que hicimos al respecto en nuestro blog.

    Recordemos a los ponentes:

    Alfonso Clarimón de la Lama-Noriega @aclarimon, delegado territorial de Vocento.

    Miguel Madrid @migmad, director de  Iogenia Digital.

    Macu Armisen @macuarmisen, gerente de Zaragoza Turismo.

     Sara Pérez @sarappm, licenciada en periodismo y organizadora de Tapas and Tweets.

    Y moderando, Pablo David Martín @pablodmartin, del equipo de Analize.

    Con nuestras cervezas en mano, nos sentamos y esperamos a que comenzara la charla. Realmente los ponentes nos sorprendieron con su conocimiento de causa de los temas, y eso que tuvieron que lidiar con preguntas de difícil respuesta.

    ¿Sigue siendo el modelo tradicional viable? Era la pregunta inevitable. Ayer 64.000 personas compraron el Heraldo de Aragón en papel. Es un número alto todavía, pero es uno a la baja, y cada día más. Uno de los temas por el que preguntaron los asistentes al evento, fue cómo podía el periódico tradicional igualarse a las publicaciones online, que te lo daban más rápido y más completo, además de una forma más “humana” a través de los microblogs por ejemplo.

    Avanzamos hacia una nueva era en lo que a las relaciones de la prensa con el lector se refiere, y que hay que engancharse al cambio ya. Dentro de cinco años, esas 64.000 personas serán quizás la mitad, o quizás los periódicos hayan dado con la tecla de las suscripciones al papel. De momento, el New York Times tiene casi medio millón de suscriptores digitales,  algo que ha conseguido en menos de un año desde el lanzamiento del servicio. Estos suscriptores pagan alrededor de 40 dólares mensuales, aunque puede ser menos según la opción que elijas de suscripción.

    Si ya se dejaron atrás los vídeos VHS, y ahora los CD se usan más bien poco, ¿por qué no es un buen momento para dar el salto definitivo al mundo online? @MyriamCarrel habló de nueva época; no va desencaminada. Hoy en día, hay muchas noticias (que es cierto, muchas son falsas) que las suben a portales de información los usuarios, como puede ser el conocido demotix, donde muchas noticias se dan antes de que llegue el periodista a cubrirla, y por supuesto antes de transcribirla a papel para la edición escrita. Y de ahí, a las redes sociales.

    Los ponentes con buenos planteamientos, dejaron claro que se necesitan periodistas detrás de las cuentas (En Heraldo dejan casi 4.000 comentarios diarios, que hay que revisar). Y no les falta razón. Pero también tienen que dejarse llevar por la nueva tendencia digital, hacer de las noticias algo accesible, rápido de actualizar, de entender, de fácil comunicación, etc.

    Los ciudadanos no compran el periódico en papel porque sea caro con respecto a la prensa online, sino porque las nuevas tecnologías les dan más, en el lugar en el que estén, y con diversas fuentes para poder comparar. Y todo con actualizaciones periódicas. En mi opinión y como resumen, creo que es el camino a seguir, el de fidelizar ahora a una audiencia digital, porque en unos años la prensa escrita será como los cassettes, todos nos acordamos de ellos, pero llevamos un aparato tecnológico donde ver televisión o escuchar música. Los números siempre llaman la atención, pero que desde 2008 más de 6.000 de periodistas hayan perdido su empleo, te hace reflexionar un poco. Deben adaptarse los medios de prensa, y dejar de ser dinosaurios, para convertirse en aviones concorde que lideren la información.

    Nos encantó, ya que hubo mucha interacción con el público (también se habló de publicidad, acontecimientos en las redes, etc.), y después de la charla llegaron las tapas, y esta vez sí, hubo bueno, bonito y en cantidad.

    (Pss pss Hicimos alguna carrera en taxi compartido)